Plantas compatibles

Publicado el 2 de octubre de 2017

Plantas compatibles

La belleza de las plantas resulta notablemente realzada cuando se combinan en armonía diversas formas y colores, pero lo que estéticamente puede resultar acertado, puede tener funestas consecuencias en el orden fisiológico. Para que unas plantas puedan vivir juntas es necesario que tengan las mismas necesidades lumínicas, hídricas y de temperatura.

¿Qué plantas son compatibles en el interior?

El problemas más importante que se plantea a la hora de realizar un rincón florido o un centro de mesa para el interior, consiste en hacer coincidir las necesidades lumínicas, de suelo y agua de todos los ejemplares. Es obvio que los requerimientos de una poinsetia no tienen nada que ver con los de una espina de Cristo, a pesar de que ambas pertenezcan al mismo género y pueda resultar muy vistoso su conjunto. Cuando nos encontremos con inconvenientes como éste se debe recurrir a buscar soluciones intermedias.

En primer lugar, el problema de la luz se resuelve fácilmente instalando las plantas en un lugar de buena iluminación, pero con luz difusa, como, por ejemplo, tras un cortinaje ligero. Este emplazamiento puede resultar apropiado tanto para aquellas plantas que necesitan una luz intensa como para las que no soportan los rayos directos del sol.

El problema del sustrato es algo más dificultoso de resolver y habrá que recurrir a instalar cada planta en un tiesto individual y a cubrir luego el conjunto con las propias hojas o una capa de arcilla expandida, grava o arena.

Si se aísla convenientemente el cepellón de cada planta mediante una maceta plástica es posible cultivar juntos ejemplares de muy diferentes necesidades hídricas.

¿Qué plantas no presentan problemas de compatibilidad?

Tras lo expuesto anteriormente es fácil deducir que todas aquellas que tengan similares necesidades vitales. Separadas por ambientes podemos citar:

Ambiente frío y luz directa: Agapanto (Agapanthus); vivoran (Asclepias); calistemon (Callsitemon); sinrival (Browallia); palmito (Chamaerops) y crisantemo (Chrysanthemum).

Ambiente frío y sombra parcial: Acoro (Acorus); culantrillo (Adiantum); aucuba (Aucuba); aspidistra (Aspidistra); ciso (Cissus); hiedra (Hedera) y hortensia (Hydrangea).

Ambiente templado y luz directa: Pimientillo (Capsicum); poinsetia (Euphorbia); iresine (Iresine); hibisco (Hibiscus) y Jacobina;

Ambiente templado y sombra parcial: Abutilon (Abutilon); achimenes (Achimenes); aecmea (Aechmea); cala (Anthurium); afelandra (Aphelandra); cóleo (Coleus) y calceolaria (Calceolaria).

Ambiente cálido y luz directa: Clianto (Clianthus); milflores (Clerodendron) y piña (Ananas).

Ambiente cálido y sombra parcial: Aglaonema (Aglaonema); helecho giboso (Blechnum); croton (Codiaeum); ficus (Ficus) y pluma (Vriesia).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comment

You may use these tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>