Plantas anuales

Publicado el 3 de noviembre de 2016

plantas anuales

Aunque sólo podamos disfrutar de ellas durante un corto espacio de tiempo, las plantas anuales merecen tener un lugar destacado en el jardín. Riego frecuente, remover de vez en cuando el suelo a su alrededor, ligeros abonados quincenales y eliminar las flores marchitas, son sus únicos secretos.

¿Qué es una planta anual?

En botánica se dice que una planta es anual cuando se desarrolla, florece y fructifica en el transcurso de un año, muriendo después de haber desarrollado las semillas. En jardinería, el concepto anual es más amplio y en él se incluyen todas aquellas plantas que, a pesar de ser perennes en su origen, al cambiarlas de clima se comportan como anuales.

¿Qué tipos se encuentran?

Hay tres tipos de plantas anuales:

Anuales resistentes: Son plantas propiamente anuales que empiezan a florecer muy poco tiempo después de germinar. Se siembran durante toda la estación cálida o durante el otoño, para que florezcan a la siguiente primavera. Especies como Calendula, Clarkia, Godetia o Centaurea pueden citarse entre las más típicas.

Anuales semirresistentes: Son bianuales o perennes originarias de climas cálidos, pero que se convierten en anuales al pasar a climas fríos. Las semillas se plantan a cubierto en primavera y se trasplantan al exterior las plántulas germinadas cuando no hay peligro de heladas. Lobelias, Tagetes y Zinnias son ejemplos muy conocidos.

Anuales delicadas: Suelen requerir un cultivo constante bajo invernadero pero pueden sacarse al exterior sin problemas durante los meses cálidos para disfrutar de su floración. Dentro de este grupo destacan Schizanthus, Cineraria y Celosia.

¿Para qué se emplean?

En el jardín las anuales son muy utilizadas en la confección de mosaicos y arriates por lo variado de su colorido y tamaño. Las más interesantes son las de larga floración, es decir, aquellas que dan flor durante toda la época cálida, como por ejemplo Alyssum, Anthemis o Calendula.

¿Dónde se desarrollan mejor?

En general, las anuales se desarrollan mejor a pleno sol que en semisombra. En sombra completa la floración es menor y las plantas son más pequeñas.

¿Se pueden emplear para flor cortada?

No; la mayoría de las anuales no son buenas para flor cortada, pues al separarlas de la planta se deshojan y marchitan.

¿Cuáles son sus principales enemigos?

Dado su corto ciclo vital, las anuales suelen sufrir menos enfermedades que sus congéneres, las bianuales o perennes, pero a pesar de todo se pueden presentar dos enfermedades que acaben con nuestros macizos. Nos referimos a las clorosis y a la podredumbre de la raíz. La primera tiene orígenes diversos y se descubre por el amarilleamiento de las hojas. La segunda es siempre debida a un encharcamiento excesivo de agua. En ambos casos lo mejor es sustituir las plantas marchitas y sanear el terreno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comment

You may use these tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>