Información y cultivo de orquídeas del género Catasetum

Publicado el 17 de noviembre de 2016

El género Catasetum engloba una gran variedad de especies de orquídeas de las que sólo unas 10 se cultivan en jardinería. Proceden de las regiones intertropicales de América del Sur y Central.

Orquidea Catasetum pileatum

Las orquídeas Catasetum son plantas epifitas o semiepifitas con pseudobulbos gruesos, muy carnosos y que aparecen revestidos de varias escamas tunicadas. Las hojas son amplias, plegadas y con las nervaduras muy marcadas. Las flores aparecen en racimos al extremo de un largo pedúnculo colgante. Pueden ser unisexuales o hermafroditas, y muy distintas tanto en color como en forma, según las especies.

Datos generales sobre las orquídeas Catasetum:

Nombre común: Catasetum, flor de nácar, casco romano, suelda con suelda.
Nombre científico: Catasetum.
Familia: Orquidáceas.
Especies comunes: Catasetum bungherothi, Catasetum expansum, Catasetum fimbriatum, Catasetum laminatum, Catasetum macrocarpum, Catasetum pileatum.

Catasetum pileatum

Cultivo y cuidados de las orquídeas Catasetum:

Son plantas de invernadero templado, que agradecen la luz tamizada y abundante, y las aireaciones frecuentes. Presentan un largo período de reposo invernal durante el que deben permanecer bastante secas. Por el contrario, mientras dura el período vegetativo los riegos tienen que se frecuentísimos, mojando incluso las hojas.

Orquidea Catasetum expansum

Las especiales condiciones de luz, temperatura y humedad que requiere este género hacen que no pueda cultivarse más que en un invernadero en el que se pueda controlar de cerca el ambiente.

Flor Catasetum expansum

Estas orquídeas deben cultivarse en cestillos de macera o macetas de mimbre suspendidas y en una mezcla formada por 2/5 de musgo, 1/5 de turba fibrosa, 1/5 de raíces de Osmunda y 1/5 de trozos de madera no descompuesta (puede servir la corteza de pino). Con el misgo se forma una capa en el fondo del cestillo y sobre él se depositan las raíces de Osmunda, se mezclan ligeramente y se añaden la turba y la madera cortada en trozos pequeños. El trasplante sólo se realiza cuando el tiesto se ha quedado ostensiblemente pequeño y aprovechando el comienzo de la actividad vegetativa.

Orquidea Catasetum macrocarpum

Con la mezcla mencionada no suele ser necesario el abonado, pero sí es importante cambiar, al menos una vez al año, la capa superficial del sustrato.

Flores de orquidea Catasetum macrocarpum

El tizón y las manchas producidas por hongos son las más frecuentes entre las enfermedades. Entre las plagas más comunes nos encontramos con las cochinillas, thrips y arañas rojas, que se combaten todas perfectamente con insecticidas específicos.

Catasetum expansum

Si las plantas muestran un desarrollo escaso puede deberse a una falta de nitrógeno. Para subsanar esta deficiencia puede emplearse con moderación un fertilizante rico en sulfato amónico. Por las dificultades que entraña su cultivo las orquídeas de este género no son apropiadas para principiantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comment

You may use these tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>