Floración e injertos de cactus

Publicado el 27 de marzo de 2017

Floracion e injertos de cactus

Uno de los temas que más preocupa a los cactófilos es, sin duda, el conseguir que sus cactus florezcan. En este artículo explicaremos los motivos que influyen en la floración de estas plantas y daremos una serie de nociones de cómo se puede realizar otra labor, asimismo interesante: nos referimos a los injertos.

¿De qué depende que un cactus florezca?

Muchos aficionados se pregunta por qué algunos cactus florecen normalmente en casa, mientras que otros pasan años sin dar una flor. Tres son las condiciones que influyen en la floración de cactus y suculentas: edad de la planta, número de horas de sol que recibe y temperatura del ambiente.

Cactus en floracion

La edad en que un cactus comienza a florecer depende del género al que pertenezca. Los más tempranos suelen ser los de pequeño tamaño, como Mammillaria o Astrophytum, que pueden florecer a los 2 años de plantación, mientras que los de gran tamaño como Ferocactus, Echinocactus o Cereus pueden tardar más de 10 años en hacerlo. Hay una forma de evitar este inconveniente, y es el conseguir esquejes de suficiente tamaño de una planta que ya haya florecido, pues así no será necesario esperar tanto tiempo.

¿A qué se llama fotoperíodo?

El otro punto importante que influye en la floración de los cactus es el número de horas de sol que reciben por día (fotoperíodo), factor éste íntimamente relacionado con la temperatura ambiente.

Floracion de cactus

Realmente este es el motivo por el que algunos genéros, como Myrtophyllum o Conophyllum, sacados de su hábitat natural no florecen. Transportados a otras regiones, cuando alcanzan un número adecuado de horas de sol para que la floración se vea inducida, la temperatura no es la adecuada y a la inversa. El problema se puede solucionar proporcionando a la planta unas condiciones adecuadas de forma artificial. Un ejemplo claro lo tenemos en Zigocactus truncatus o cactus de Navidad, al que se puede inducir a florecer en verano (período opuesto al de su floración natural) proporcionándole menos de 9 horas de luz diarias con temperaturas de 20 ºC.

¿Qué es un injerto de cactus?

Es un método de propagación que consiste en unir porciones de dos cactus distintos para formar una sola planta. Para que se pueda realizar, ambos cactus deben estar sanos, tener un período de reposo simultáneo y encontrarse en el momento de máxima vegetación.

Injertos en cactus

Existen varias técnicas de injerto, aunque la más sencilla es la de caras planas, tomando como base Hylocereys y como injerto Mammillaria. En primer lugar, se corta el patrón a unos 6 u 8 centímetros del suelo, de forma horizontal y como una cuchilla afilada. Después se biselan los extremos superiores de las costillas del patrón para evitar que crezcan brotes laterales.

Como hacer un injerto de cactus

A continuación, y lo más rápidamente posible para evitar desecaciones, se elimina con un corte limpio el sistema radicular de Mammillaria se sujeta mediante unas tiras de goma sobre el patrón, haciendo que coincidan, en lo posible, los sistemas vasculares. El conjunto se mantiene unido unos 10 ó 15 días y en un lugar sombreado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comment

You may use these tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>