Cómo sembrar césped

Publicado el 2 de febrero de 2017

Sembrar cesped

La forma más sencilla y barata de obtener un césped es plantarlo a partir de semillas. Este sistema tiene además la ventaja de que se puede preparar una mezcla de semillas lo más aproximada posible al tipo de suelo disponible en el jardín, con lo que los riesgos son menores.

Lo primero, preparar el terreno:

Para que el suelo se asiente con la suficiente antelación, esta labor conviene realizarla varias semanas antes de esparcir las semillas. En primer lugar hay que limpiar bien todo el terreno mediante un buen rastrillado e intentar nivelar el suelo lo más posible. A continuación se cava el suelo con la horca hasta unos 15 centímetros de profundidad y se desmenuza a golpes de palo o de tacón para acabar con los terrones de tamaño excesivo. La siguiente labor consistirá en abonar con estiércol bien descompuesto que se incorporará al suelo con una labor de rastrillado profunda.

Transcurridas unas semanas y justo unos días antes de sembrar las semillas se procede a realizar un abonado mineral de alto contenido en nitrógeno a razón de 70 gramos por metro cuadrado.

¿Qué césped plantar?

Esta es la parte más delicada del proceso, pues de la adecuada elección de semillas depende en gran medida que el césped dure una década o apenas un par de años. Anteriormente ya hablamos sobre el peligro que tiene elegir un césped con alto contenido en “ray-grass” (Lolium perenne) por lo efímero de su duración y aquí queremos llamar la atención sobre determinadas mezclas con nombres exóticos, como “césped de lujo” o “superverde”, que lo único que tienen de lujoso y de súper es el precio.

Si lo que se quiere es tener un césped “todo terreno” en el que los niños puedan jugar y apto para mucho pisoteo, decídase por una mezcla de: 40% Festuca ovina, 30% de Lolium perenne y 30% de Cynosurus cristatus. Si por el contrario lo que se desea es un césped muy fino y con aspecto siempre verde, tendrá que decidirse por una mezcla del tipo de: 70% de Festuca ovina y un 30% de Agrostis tenuis.

¿Cuánta semilla hay que emplear?

Un césped fino cubre bastante bien con una proporción de entre 35 y 45 gramos por metro cuadrado, mientras que para céspedes de pisoteo o montanos será necesario aumentar la dosis hasta entre 50 y 70 gramos por metro cuadrado.

¿Cómo plantar el césped?

Para realizar la siembra hay que escoger un día calmado y cuando el suelo esté seco.

Plantar cesped

Para facilitar la operación se puede cuadricular el terreno con cuerdas y cañas en pequeñas superficies de aproximadamente un metro cuadrado. Con un bote de conservas calcula una medida que contenga las semillas necesarias para un metro cuadrado y a continuación divide esta cantidad en dos. La primera parte siémbrala de forma uniforme a lo largo de la pequeña parcela y reserva la otra mitad para repetir la operación a lo ancho del sector. Repite la operación hasta sembrar toda la zona. Para que la operación resulte uniforme, siembra la semilla a mano con un ligera vaivén o voleo y soltándolas lentamente. Por último rastrilla todo el terreno ligeramente para extender las semillas a continuación dé un riego copioso y pulverizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comment

You may use these tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>